[ Inicio / Actualidad ]

Actualidad

La Generalitat realiza más de 23.000 verificaciones de mangueras y aparatos surtidores de combustible en la Comunitat Valenciana31/12/2012

Desde el 1 de enero hasta el 15 de diciembre de 2012

La Generalitat, a través de SEPIVA, ha supervisado 23.444 verificaciones en mangueras y aparatos surtidores de combustible en la Comunitat Valenciana durante el periodo comprendido entre el 1 de  enero y el 15 de diciembre de 2012.

Por provincias, en Alicante se han llevado a cabo un total de 9.049 verificaciones, en Castellón 2.994 y 11.401 en Valencia.

Del total de estas verificaciones, 18.803 se han efectuado en mangueras y 4.641 en aparatos surtidores de combustibles de la Comunitat.

Los aparatos surtidores son sistemas de medida concebidos para aprovisionar de combustible a vehículos automóviles, pequeñas embarcaciones y pequeñas aeronaves. La Comunitat Valenciana cuenta con 3.539 aparatos surtidores de los cuales 1.252 están en Alicante, 521 en Castellón y 1.766 en Valencia.

En cuanto a las mangueras de combustible, la Comunitat dispone de 17.580 de las que 6.672 se encuentran en la provincia de Alicante, 2.326 en la provincia de Castellón y 8.582 en la provincia de Valencia.

Estos instrumentos deben someterse al control metrológico tanto antes como después de su puesta en servicio. La verificación metrológica, que se debe solicitar anualmente, engloba un conjunto de exámenes administrativos, visuales y técnicos que pueden ser realizados en un laboratorio o en su lugar de uso como sucede en el caso de los aparatos surtidores y su finalidad es comprobar y confirmar el correcto funcionamiento de un instrumento de medida.

Entre las comprobaciones que se llevan a cabo durante las verificaciones de los aparatos surtidores destaca la protección de los surtidores mediante precintos que impidan su manipulación. Así, en las verificaciones se comprueba que estos precintos correspondan en número y posición a los indicados en los anexos del Examen de Modelo.

Asimismo, en la verificación de cada manguera se realizan ensayos a distintos caudales (a caudal mínimo posible, a caudal reducido y a caudal máximo) de manera que el error obtenido en los mismos debe estar dentro del intervalo permitido por la legislación vigente. De este modo, si en alguno de los ensayos el error está fuera del intervalo permitido, la correspondiente manguera quedaría fuera de servicio.