Sustentabilidad en los parques industriales

La sustentabilidad en los parques industriales es primordial para garantizar su funcionamiento y productividad manteniendo el área que les rodea en perfecto estado de conservación ambiental, ya que no se trata solamente de velar por su desenvolvimiento interior, sino evitar que su gestión afecte negativamente al entorno.

¿Qué es un parque industrial?

El parque industrial puede ser definido como una especie de complejo empresarial que usualmente se ubica a las afueras de las grandes ciudades, en áreas rurales extensas donde las empresas pueden acceder fácilmente a distribuciones logísticas y administrativas.

Son identificados también como polos, zonas o cinturones industriales que se configuran en espacios similares a los elegidos por los grandes centros comerciales pero con fines industriales o de producción en masa.

Características

Los parques industriales emplean un amplio terreno que les brinda el espacio indispensable para establecer gran cantidad de infraestructuras en las cuales desarrollan sus procesos productivos, con amplios almacenes y suficientes áreas de estacionamiento para el desplazamiento sin dificultad de sus vehículos de transporte; pero además:

  • Es posible distribuir los espacios para cadenas de producción manufacturera, almacenamiento, negocios inmobiliarios y más; en general áreas ideales para la gestión logística de cualquier empresa.
  • Se trata de ambientes cerrados y totalmente vigilados, lo que garantiza la seguridad de los miembros de las empresas, sus coches y todas las mercancías almacenadas en el lugar.
  • Disponen de zonas especiales de cargue y descargue que no dificultan o detienen otras actividades productivas.
  • Cuentan con áreas comunes con vías de acceso, andenes, cafeterías y zonas para hacer negocios.
  • Incrementan la competitividad de las empresas dentro del mercado comercial y dan prestigio a una determinada marca de fábrica.

Sustentabilidad en los parques industriales

Los parques industriales sustentables son aquellos cuyo funcionamiento se basa en el análisis de proyectos que sean cada vez más rentables, con menor impacto en el ambiente y que generen calidad de vida en las personas que forman parte de ellos.

La mayoría de los parques industriales que están alcanzando su sustentabilidad cuentan con un diseño integral, una adecuada selección de precio, soportes técnicos y todo un desarrollo logístico que  incluye la captación de agua, energía y especialmente la relación con la comunidad que les rodea.

Estos parques sustentables promueven la reducción de los niveles de contaminación a través del uso eficiente de los recursos básicos, preservación y mantenimiento de la biodiversidad, al igual que la reducción, reutilización y reciclaje de materiales como parte de la materia prima de sus cadenas de producción.

En otras palabras, un parque industrial sostenible es aquel que constituye una alternativa aceptable para crear productos que cubran las necesidades de la colectividad de forma más limpia y manteniendo sus parámetros competitivos tanto a nivel nacional como internacional.

Muchos inversionistas están formando parte de diferentes proyectos de parques industriales, ya que saben que tanto constructores, como administradores e inquilinos están comprometidos con evitar ocasionar impacto en el medio ambiente que les rodea; mientras que por otro lado brindan áreas verdes y sustentables que promueven la conservación de salud de las personas.

Estos parques industriales son creados mediante infraestructuras que les permiten contar con suministros de agua y energía independiente; además de plantas de procesamiento de desechos y otros sistemas para el aprovechamiento de los recursos naturales que sean parte de su sustentabilidad.

Los parques industriales son ideales para la instalación de diferentes tipos de empresas, especialmente las manufacturas que emplean sofisticados equipos de producción que requieren amplios espacios tanto para su almacenamiento como empaque y distribución.

En este lugar pueden disponer de infraestructuras destinadas a diferentes tipos de actividades como talleres, comunicaciones, logística, almacenamiento, manufactura, comercio al por mayor y menor; sin que un departamento interfiera con las actividades del otro y todos con miras a fin común: garantizar la sustentabilidad de su industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *